viernes , octubre 22 2021
Home / Nacional / Orfanato de Texcoco no se da abasto, tras COVID

Orfanato de Texcoco no se da abasto, tras COVID

Periódico SUPREMO.- En medio de los campos de maíz, los gritos y cantos de decenas de niños resuenan en el patio del orfanato San Martín de Porres. En la ciudad de Texcoco, en las afueras de la capital mexicana, el edificio rosa y blanco pronto no tendrá más camas disponibles para albergar a los recién llegados.

Desde el comienzo de la pandemia, la directora del edificio, la madre superiora Inés de María Piedras Díaz, ha recibido a decenas de niños tras la muerte de uno de sus padres por COVID-19.

“Sólo en las últimas semanas, hemos recibido a casi veinte niños que han quedado huérfanos a causa de la pandemia de COVID-19”, dice a RFI la monja. “Por ejemplo, tenemos un grupo de hermanos de cuatro, cinco, siete y ocho años que han llegado recientemente. La familia no puede permitirse cuidar de ellos. Su madre murió de COVID-19 y del padre no se sabe nada”.

La Madre Inés llegó al orfanato de San Martín de Porres en 1985, a la edad de 13 años, con sus ocho hermanos tras la muerte de su madre por un aneurisma. Asumió la dirección de la institución tras estudiar psicología y educación. La pandemia se lo ha puesto difícil a ella y a las demás monjas y voluntarios que alimentan, visten y educan a los 65 residentes, de entre dos y 18 años. “Dejamos de recibir donativos mensuales de algunos donantes”, explica. “La falta de recursos económicos ha cambiado mucho la vida en el orfanato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *