Miércoles , noviembre 21 2018
Home / Destacados / Gobierno federal y empresa de Canadá despojan a familia de minas en Durango

Gobierno federal y empresa de Canadá despojan a familia de minas en Durango

013n1pol-1

Periódico SUPREMO.- Alexica y Francisco Silveyra Arias, integrantes de una familia minera desde hace más de un siglo, cuentan en entrevista para sin embargo que la Minera Electrum SA de CV los despojó de 4 mil hectáreas de donde se extrae zinc, plomo, plata y oro, ubicada en Durango en el municipio de Indé.

La empresa de origen canadiense, en acuerdo con autoridades federales, encarcelaron a Leticia Arias Castro de 75 años para así poder legalizar el saqueo del patrimonio que ha pasado por generaciones.

Las compañías originarias de Canadá operan más de 850 proyectos en fase de exploración, desarrollo y explotación en México, según la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA).

Los hijos de Leticia afirman que el Gobierno mexicano y la empresa canadiense están coludidos y se refieren específicamente a la administración pasada de Durango que estuvo a cargo del priista Jorge Herrera Caldera. Los acusan de favorecer los intereses Electrum.

“La justicia en México no existe, no sé para qué hay leyes si [las autoridades] lo único que saben hacer voltearlas a favor de quienes las compren […] Vemos una situación de injusticia apoyada por las leyes y las autoridades mexicanas contra una señora para favorecer a extranjeros a que se adueñen de los recursos de los mexicanos”, criticó Alexica.

El objetivo de dicho contrato era que la familia Silveyra y la compañía Electrum exploraran las concesiones mineras de Scorpio SA de CV, la empresa de los Silveyra, y en caso de que hallaran un yacimiento rico, crearían una nueva asociación para explotar.

Electrum se negó a cumplir con ciertas normas establecidas en el contrato así que la empresa canadiense decidió adueñarse de las minas de la familia y por eso crearon la compañía falsa bajo el nombre de Minera Indé de Durango.

Después los Silveyra enfrentaron una demanda penal por fraude genérico por 100 millones de pesos que puede ser sancionado de tres a doce años y una multa de hasta 120 veces el salario.

Alexica y Francisco aclararon que el trato que Leticia recibe en el centro penitenciario no es distinto al que se les brinda a otras internas, es decir, no es víctima de abusos, ya que la familia solicitó apoyo de la Comisión de Derechos Humanos (CDH) capitalina y el organismo público ha vigilado el tema.

La familia hizo un llamado a las autoridades mexicanas a actuar con legalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *