Domingo , septiembre 15 2019
Home / Cultura / En Chiconcuac, de los suéteres de lana que se tejían sólo queda el recuerdo

En Chiconcuac, de los suéteres de lana que se tejían sólo queda el recuerdo

lana1

Periódico SUPREMO.-  Ha quedado en el olvido ese tiempo en el que el municipio de Chiconcuac, en el Estado de México se distinguía porque los habitantes de la demarcación tejían ropa de lana, una actividad 100 por ciento artesanal que está muriendo.

Don Marcial Joaquín Medina Vega, originario de este municipio no es un tejedor de toda la vida, pero ha sido testigo de la manera en cómo sus abuelos extraían la lana a pie de borrego, mientras los integrantes de las familias tejían y esperaban a  vender alguno de los chalecos, abrigos, chales, y otras prendas que iban elaborando.

En entrevista con SUPREMO señaló

“actualmente ya no hay tejedores, la mercancía (en su caso) me la traen de Gualupita muy cerca de Toluca porque ya no me dedico a tejer, esta labor la realizaba mi hermano y cuando falleció heredé su local”, exclamó.

lana2

Asimismo dio a conocer que utiliza la lana de los suéteres que vienen con algún mal detalle y para evitar repararlos, Don Marcial prefiere deshacerlos para tejer prendas pequeñas, desde guantes, calentadores y hasta gorros.

Asimismo, con lágrimas en los ojos recordó le entristece el desinterés de las nuevas generaciones por continuar con la tradición, “esto ha desaparecido por completo, fue una actividad artesanal que incluso nos dio reconocimiento a nivel internacional.

“Nos visitaban muchos gringos, abarcábamos casi todo el pueblo; la emblemática tienda Guadalupana nos vendía los hilos, ahí colocaron la primera hiladora. Hoy sólo quedan muy pocos tejedores”, dijo.

De acuerdo con algunos habitantes existen dos versiones sobre el mítico suéter de lana que usó  la actriz Marilyn Monroe, una apunta a una visita que hizo a Teotihuacán el mismo año en que fueron tomadas las fotos en 1962, en la cual también habría visitado el tianguis de Chinconcuac y se habría hecho de la prenda.

lana3

La otra historia ha sido difundida por una de las familias tejedoras de Gualupita, municipio del Edomex  más tradicionales. Según Juan Martínez Nava, uno de los mejores tejedores de la zona, el suéter de Monroe había sido diseñado por su hermana.

El suéter lo portó  durante una sesión de fotográfica, lo que le dio fama internacional a esta prenda mexiquense. Lo cierto es que este suéter fue vendido en 130 pesos, y después de la muerte de la actriz, fue subastado en 160 mil dólares.

lana4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *