Viernes , abril 19 2019
Home / Cultura / Cerrito de los melones  “Ahuehuetitlán” olvidado por lo texcocanos

Cerrito de los melones  “Ahuehuetitlán” olvidado por lo texcocanos

melones1

Periódico SUPREMO.- Uno de los espacios más importantes para la historia de nuestro México y en especial de la historia de Texcoco es el cerrito de los melones, como se le hace llamar  al estar ubicado sobre la calle Abasolo en pleno corazón del municipio.

Este lugar, como dice la historia, es una de las pocas evidencias exploradas de lo que fuera la monumental ciudad prehispánica Acolhuacan, que hoy se ha vuelto solo un punto de referencia geográfica para las nuevas generaciones de texcocanos que desconocen este importante lugar que lucha por conservar esa historia que da identidad a esta ciudad.

melones2

En entrevista con SUPREMO, José Ranulfo Contreras, arqueólogo nacido en Texcoco  argumentó

“es muy triste que hoy la juventud no se interese por conocer más sobre su tierra y sus costumbres y pareciera que esta historia que nos da identidad ya no es de importancia.  Sólo caminan por la calle mirando desde lejos estas construcciones que fueron parte de la traza de una gran civilización como lo fue el Acolhuacan”, expresó.

Y es que de acuerdo con el arqueólogo, no sólo el jardín municipal o las plazas comerciales sirven para visitar sino que también están estos logares que brindan cultura y por qué no un rato de esparcimiento.

melones2

“Sabernos que fuimos parte como pueblo de algo muy importante en la transformación de México antiguo nos debe de dar orgullo de ser lo que somos, pocos saben que los edificios formaban parte de la ciudad prehispánica de Texcoco, sede de gobierno de Acolhua, señorío que conformo La Triple Alianza”, subrayó.

Para quienes lo desconocen, la zona arqueológica “Cerrito de los Melones” es un conjunto de templos ceremoniales, se conserva un templo y dos basamentos mayores, creados por los Acolhuas antiguos habitantes de Texcoco en los años de 1250-1521 d.C.

Se dice que su nombre se refiere a que hay parecido de los melones y los chilacayotes que crecían mucho en ese lugar.

Asimismo, Ranulfo Contreras explicó que en ese lugar se conserva un templo y dos basamentos mayores construidos con adobe, recubierto de mampostería; en ellos se observa el uso de grandes bloques de piedra perfectamente labrada, elementos característicos del sistema constructivo de la región.

Por lo que invitó a visitar Texcoco y en especial este sitio arqueológico que está en espera de turistas ubicado en un horario de 10:00 de la mañana a 5 de la tarde.

melones3

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *