miércoles , octubre 28 2020
Home / Regional / CNDH y CODHEM emiten recomendaciones para penales mexiquenses

CNDH y CODHEM emiten recomendaciones para penales mexiquenses

penales
Periódico SUPREMO.-
La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación al gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, debido a las condiciones en las que se encuentran nueve centro penitenciarios en la entidad; por otra parte, su homóloga estatal, la CODHEM, emitió una recomendación al director general de Prevención y Readaptación Social de la entidad, por permitir actos de tortura e intimidación a los internos, especialmente en el penal de Nezahualcóyotl Bordo Xochiaca.

Luego de las revisiones realizadas por el personal de la CNDH, dicha institución determinó que los Centros de Readaptación Social (CERESOS) ubicados en Almoloya de Juárez, Chalco, Cuautitlán Izcalli, Ecatepec de Morelos, Nezahualcóyotl Bordo de Xochiaca, Otumba, Texcoco, Tlalnepantla de Baz y Valle de Bravo, son lugares que presentan un riesgo para los internos en materia de tortura y/o maltrato.

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem), emitió la recomendación 33/2017 dirigida a Luis Arias González, director general de Prevención de Readaptación Social, para que se realice una revisión minuciosa tanto del personal como de las formas en que son tratados los internos.

Y es que  tras los hechos de tortura y autogobierno que se presentaron durante las últimas semanas se vulneraron los derechos humanos de internos del centro penitenciario Nezahualcóyotl Bordo Xochiaca, debido a que se tienen elementos para suponer que se permitió, consintió, y toleraron actos como la tortura e intimidación.

Al realizar una investigación de oficio en el penal Bordo Xochiaca, en el municipio de Nezahualcóyotl, así como lo relatado en su comparecencia por el ex director del penal y personal de custodia involucrado, se determinó que en el Módulo de Tratamiento Intensivo conocido como “Fortaleza” ocurrían situaciones de abuso de poder tolerado y consentido por las autoridades penitenciarias.

Asimismo, la Comisión enfatizó que la ciudadanía desconfía de las instituciones, producto de su ineficacia, la corrupción y el recrudecimiento de conductas trasgresoras de la ley que pretendían erradicar en los centros de reclusión. “Un centro penitenciario no es un reservorio para personas criminales, sino una institución del Estado con capacidad de someter a una persona a un régimen dinámico, esquemático, progresivo y técnico para lograr su reinserción en la sociedad.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito conceptualiza al autogobierno como el control directo y efectivo de un centro penal por parte de sus internos o de organizaciones criminales; al cogobierno como la situación en la que la administración penitenciaria comparte el poder de gestión con una parte de los reos o con organizaciones criminales, y en ambos casos la población carcelaria está en una especial situación de vulnerabilidad, por lo que se advirtió que los actos del grupo delictivo al interior del penal, eran desplegados con la anuencia u omisión de las autoridades”, señalan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *