Lunes , octubre 16 2017
Home / Nacional / Japón, Corea y Tailandia una amenaza para los cultivos de cactáceas en México

Japón, Corea y Tailandia una amenaza para los cultivos de cactáceas en México

nopales

Periódico SUPREMO.- Durante el quinto día de actividades del Foro Campesino, encuentro realizado en la XXII Feria Nacional de la Cultura Rural, académicos, investigadores y productores de la Universidad Autónoma de Chapingo (UACh) pidieron al Estado mexicano garantizar la denominación de origen del nopal ya que pretende ser patentado por China.

Aseguraron que el robo y saqueo de más de siete mil especies de cactáceas persiste en nuestro país por parte de personas de Japón, Corea y Tailandia.

Durante el Día Nacional de las Cactáceas, el subdirector de Servicio y Extensión Universitaria de esa casa de estudios, Pedro Ponce Javana, sostuvo que 50 por ciento del territorio nacional cuenta con zonas áridas y semiáridas con diferentes tipos de vegetación, la cual hace falta ser estudiada desde el punto de vista productivo.

Por ello, el especialista consideró urgente impulsar la investigación con visión productiva para detener el robo y saqueo ante la riqueza de nuestro país, como ocurre con el nopal.

Cabe destacar que tan sólo en la delegación Milpa Alta existen siete mil hectáreas productoras de esa cactácea, indicó Ponce Javana, quien mencionó que China tiene tres mil hectáreas para producir vinos, licores, cerveza, medicina, cosméticos y nopal.

“La tuna del nopal tiene la misma cantidad de azucares que la manzana y esto está científicamente demostrado, sin embargo, falta hacerle publicidad sobre sus bondades”, puntualizó.

En tanto, el representante de la Asociación de Productores de Cactáceas y Suculentas, Arturo Tonatiuh Arenas, sostuvo que coreanos, chinos y tailandeses saquean semillas de cactáceas y entre ellas se encuentran las Echeverias, comúnmente conocidas como “siempreviva” o “uña de señorita”, y las “Chasuláceas” y, aunque señaló que es difícil cuantificar la cantidad de plantas extraídas de manera ilegal, pues en este tipo de actividad “siempre hay contacto mexicano, no son solos los extranjeros”.

En la protección de esta riqueza natural no es suficiente una Ley para decretar zonas de reserva, ya que si bien no se puede tocar la planta, no existe un papel para supervisar el cumplimiento esta orden, enfatizaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *