Jueves , julio 27 2017
Home / Columna de poder / Columna de poder: El debate equis por J. Eleazar de Ávila

Columna de poder: El debate equis por J. Eleazar de Ávila

eleazar

Yo no sé si ya leyeron el siguiente artículo de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Los bobos seguramente no, pero los que gozan de asertividad ya lo están sufriendo o saboreando. Ahí les va sin anestesia, nuevamente.

“Artículo 59. Los Senadores podrán ser electos hasta por dos periodos consecutivos y los Diputados al Congreso de la Unión hasta por cuatro periodos consecutivos. La postulación solo podrá́ ser realizada por el mismo partido o por cualquiera de los partidos integrantes de la coalición que los hubieren postulado, salvo que hayan renunciado o perdido su militancia antes de la mitad de su mandato”.

Y van a decir. – ¡No Maaaaartha! amigo del debate equis, eso no es nuevo. Por supuesto que tienen razón, sin embargo, por lo que hemos visto, muchos todavía no analizan este tema, que, por cierto, nos dio gusto debatir con el diputado panista César Rendón.

Significa que los nuevos titulares electos en el Congreso de la Unión en 2018, si resultan buenos, dejarán en la banca por muchos, muchos años a sus adversarios.  Y que ahora sí, en la herencia política, los ciudadanos podrán poner de patitas en la calle a los holgazanes que les fallen y premiar a quienes le cumplan.

Y repito por si no leyeron bien: Los Senadores podrán ser electos hasta por dos periodos consecutivos y los Diputados al Congreso de la Unión hasta por cuatro periodos consecutivos. Así que han cuentas y pónganse las pilas que, si retomamos el tema es porque la política “americanizada” ha comenzado.

Los partidos políticos serán camadas con las que se vivirán compromisos y trato interno inéditos. Habrá, además, de compensar los favores que normalmente tienen con los mandos superiores de las instituciones políticas con la sociedad que les vota.

En el mismo contexto, vale la pena que revisen que es lo que más les conviene. A ver afanositos: Ser diputados donde el control presupuestal es una realidad o senadores que muchas veces, no son más que pretexto para vender espejos en los estados y presumir de viajes y relaciones internacionales.

Y una pregunta más. Son las senadurías el camino correcto para ser gobernadores, o estamos llegando a una etapa donde los diputados pueden aspirar, en la construcción de sus relaciones a comandar la entidad de origen.

Y es que, hasta el momento, bien parece que muchos de los interesados en ser diputados o senadores, ni si quieran han considerado que, como nunca la voluntad y los perfiles políticos son indispensables.

Los partidos políticos, los jefes, las élites tienen que revisan muy bien a quienes dejan la responsabilidad en la papeleta. No vaya a ser que los electos terminen ponchados.

Primero en las elecciones y después cuando busquen regresar por segunda o tercera ocasión. Nunca antes cumplir fue tan importante.

Otro de los temas imponderables, es que lo nuevos legisladores tendrán supremacía sobre los jefes de Estado y sus gabinetes. Pues cualquiera que quiera hacer valer la cartera sobre los legisladores, deberá ponerse más que “guapo” pues ellos como burócratas de angora se van cada seis años, si bien les va.

Pero los reyes en las cámaras, eso será “casi eternos”

Nuestra Política: Si busca ser candidato es evidente que Don Luis necesita bajarle dos rayitas al SAT y su mega ultra facturas.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *