Domingo , abril 30 2017
Home / Supremo Mujer / Lo que debes saber de las infecciones urinarias

Lo que debes saber de las infecciones urinarias

como-prevenir-infeccion-urinaria_qm5wn

Periódico SUPREMO. – Normalmente la vejiga es estéril, es decir, está libre de bacterias o algún otro agente, por lo que las infecciones urinarias se dan cuando éste organizado es colonizado por algún agente patológico. Lo delicado de este tipo de infecciones es el riesgo que conlleva su transmisión a otros órganos como el riñón, donde pueden ocasionar un daño irreversible.

¿Cuál es la causa de las infecciones urinarias?

Aproximadamente las infecciones urinarias son causadas en un 95% son causadas por un solo microorganismo, y el resto es por infección polimicrobiana. El organismo más frecuente es la Escherichia coli.

Existen factores de riesgo que aumentan la incidencia de las infecciones, como la anatomía femenina, ya que la cercanía del meato uretral, el introito vaginal y el ano es muy corta (alrededor de 1.5 a 2 centímetros).  La actividad sexual también contribuye ya que el coito puede arrastrar bacterias del introito vaginal o recto al meato uretral. El embarazo hace más susceptible a la mujer de las infecciones por los cambios que experimenta.

¿Qué sintomatología produce?

Los síntomas son dolor pélvico, dolor o ardor al orinar, acudir más veces de lo normal a orinar, sensación de seguir orinando al final del chorro, orina concentrada y con olor fuerte. Si se presenta fiebre o dolor en la región lumbar puede ser que la infección haya ascendido hacia los riñones, lo que se conoce como pielonefritis.

Para el diagnóstico de una infección es importante acudir a revisión médica, pueden hacerse pruebas rápidas con tiras reactivas que arrojan datos de infección y también a realizar estudios más específicos, como un examen general de orina o un urocultivo, para obtener específicamente el patógeno que origina la infección.

¿Cómo se deben tratar las infecciones urinarias?

Es muy importante no auto medicarse, ya que en la actualidad existen cepas de bacterias resistentes a los antibióticos. Lo ideal es que en base a un urocultivo se dé un manejo específico. También pueden indicarse analgésicos y antisépticos urinarios, con ingesta abundante de líquidos para ayudar a mantener constantemente limpias las vías urinarias.

¿Cómo se pueden prevenir?

Mantener una higiene íntima adecuada, limpiando la zona genital de adelante hacia atrás, para evitar barrer gérmenes del ano al meato uretral.

Consumir abundantes líquidos durante el día.

Tener una educación vesical, es decir, crear hábitos como orinar con frecuencia (cada 2 horas desde el momento en que despiertes) para evitar el acumulo de orina en la vejiga.

Orinar después de las relaciones sexuales, para así favorecer la eliminación de las bacterias que pudieran llegar a la uretra.

Evitar mantener húmeda la zona V, ya que la humedad condiciona riesgo para infecciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *