Domingo , junio 25 2017
Home / Nacional / Ley de Desarrollo Forestal Sustentable no reconoce el origen de la deforestación: Alicia Salgado

Ley de Desarrollo Forestal Sustentable no reconoce el origen de la deforestación: Alicia Salgado

cuenta corriente

Periódico SUPREMO.- Hace un par de semanas se aprobó en la Cámara de Diputados la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, que deroga por completo la ley existente y busca regular y fomentar el manejo integral y sustentable de los territorios forestales.

Aunque la Ley tiene el objetivo correcto para fortalecer las capacidades institucionales de la Comisión Nacional Forestal; de acuerdo con Alicia Salgado, en su columna Cuenta Corriente del periódico Excélsior, ésta no reconoce el origen del principal problema de la extrema deforestación que tiene el país.

En su columna de hoy lunes 20 de marzo, titulada “Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable” señala que investigadores del Grupo de Financiamiento para el Cambio Climático capítulo México, “el cambio de uso de suelo y la pérdida de los ecosistemas forestales (deforestación y degradación) son la tercera fuente de GEI en México, representando el 13% de las emisiones anuales totales del país, contribución que está por encima de las emisiones provocadas por la producción de petróleo y gas”.

Asimismo dice que  la principal razón de la deforestación en México tiene su origen en la tala clandestina y la quema de zonas boscosas, que tienen por objeto extender zonas de cultivo “ejidales” o “ilegales” que tienen una gran capacidad de apalancamiento político.

En el texto Salgado hace hincapié en que las voces de organizaciones rurales o agrícolas que se han expresado contra la ley que está en el Senado desde el pasado 9 de marzo, sugieran que el objetivo de ésta es “la privatización” de los bosques.

Asimismo menciona que la Ley General de Desarrollo Sustentable, “debiera incluir una prohibición de modificación de propiedad, aumentar las acciones y sanciones por la destrucción de zonas boscosas y, modificar la orientación progobierno de las acciones de protección para involucrar al sector privado de manera activa y efectiva en la protección y recuperación de zonas boscosas y fondos de agua”, explica.

De acuerdo con el Registro de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) 2015, México es el décimo quinto lugar en el país por superficie forestal identificada con 60 millones 40 mil hectáreas, pero en el último cuarto de siglo, justo el que acompaña el TLCAN, en nuestro país se pierden por año cerca de 200 mil hectáreas de bosque, menos de 122 mil hectáreas de bosque son gestionadas para servicios ambientales, protección de suelo y de agua y, lo que es más dramático y que señala Salgado, hay leyes, reglamentos y programas de primera y como siempre, la ejecución y su cumplimiento deplorables.

Información Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *